Loading...
FacebookMercados

Facebook continúa resistiéndose a las llamadas para limitar la publicidad política, el contenido de verificación de hechos

La red social respondió dando a los usuarios controles y acceso a más información.

La última respuesta de Facebook, al debate en curso, sobre cómo debe manejar la publicidad política y la información falsa en anuncios y contenido político, está poniendo más controles en manos de los usuarios.

El director de gestión de productos para anuncios Rob Leathern se hizo eco de la filosofía compartida por el CEO Mark Zuckerberg a fines del año pasado, diciendo en una publicación de la sala de prensa el jueves que Facebook:

“No creo que las decisiones sobre anuncios políticos deberían ser tomadas por compañías privadas y solicitando legislación al respecto en los Estados Unidos e internacionalmente.”

Leathern se refirió a la política de Facebook de no verificar el contenido de los políticos, y escribió:

“Hemos basado (nuestra política) en el principio de que las personas deberían poder escuchar a aquellos que desean liderarlos, verrugas y todo eso, y que lo que dicen debe ser analizado y debatido en público”.

Bill Russo, subdirector de comunicaciones de la campaña presidencial del ex vicepresidente Joe Biden, no se impresionó y dijo en un comunicado:

“La campaña de Donald Trump puede (y seguirá) en los anuncios políticos. Facebook puede (y seguirá) sacar provecho de ello. El anuncio de hoy es más escaparate en torno a su decisión de permitir información errónea pagada”.

La candidata presidencial 2020 Senadora Elizabeth Warren (demócrata de Massachusetts) intervino a través de Twitter:

“Facebook está pagando por su propia cobertura de noticias falsas, por lo que no es sorprendente que estén defendiendo que las figuras políticas le mientan”.

Facebook necesita una verdadera competencia y responsabilidad para que nuestra democracia no sea rehén de su deseo de ganar dinero”.

Su tweet hizo referencia a una controversia a principios de esta semana en la que Teen Vogue publicó una historia sobre los esfuerzos de integridad electoral de Facebook sin una etiqueta de contenido de marca.

Eventualmente agregó una y luego terminó por eliminar la historia por completo.

La red social comenzará a implementar una función a finales de enero que permite a las personas elegir cómo los anunciantes pueden llegar a ellos con sus herramientas de orientación de audiencias personalizadas; que utilizan datos anónimos, como las direcciones de correo electrónico y los números de teléfono de los usuarios.

El nuevo control se aplicará a los anuncios sobre todos los temas, y le dará a las personas la opción de no ver más anuncios basados ​​en el público personalizado de un anunciante de una lista o, por el contrario, ver anuncios si los anunciantes usan listas para excluirlos.

Facebook también agregará un control a su menú de Preferencias de anuncios, dando a las personas el poder de optar por ver menos anuncios políticos y de emisión en la red social y su red de Instagram para compartir fotos y videos.

La comisionada de la Comisión Federal Electoral, Ellen Weintraub, ingresó a Facebook en una serie de tuits y dijo:

“El débil plan de Facebook sugiere que la compañía no tiene idea de cuán gravemente está dañando la democracia.

Nadie cree más en la transparencia que yo. Pero aquí, proponer soluciones de “transparencia” es un escaparate cuando Facebook necesita apagar el fuego de la casa que ha encendido”.

Weintraub agregó:

“No estoy dispuesto a apostar las elecciones de 2020 con la propuesta de que Facebook ha resuelto sus problemas con una solución cuya característica principal parece ser que no afecta seriamente los márgenes de ganancias de la compañía …

Recomiendo encarecidamente que Facebook regrese a los tableros de dibujo y volver con algo mucho más robusto. Esto no lo hará.”

El CEO de Twitter, Jack Dorsey, dijo a fines de octubre pasado que su compañía ya no aceptaría anuncios políticos, y se introdujo una política más formal el mes siguiente.

Mientras que Google reveló en noviembre pasado que los anunciantes políticos se limitaban a dirigirse a audiencias en función de la edad, el género, la ubicación general y código postal.

Leathern abordó los movimientos de ambas compañías, diciendo que Facebook optó por la transparencia y los controles sobre las prohibiciones directas o la segmentación limitada, y agregó:

“A diferencia de Google, hemos optado por no limitar la segmentación de estos anuncios.

Consideramos hacerlo, pero a través de un amplio alcance y consultas, escuchamos sobre la importancia de estas herramientas para llegar a audiencias clave de una amplia gama de ONG, organizaciones sin fines de lucro, grupos políticos y campañas.

Incluidos los comités republicanos y demócratas en el NOSOTROS”

Fuente y foto: https://www.adweek.com/digital/facebook-continues-to-resist-calls-to-limit-political-advertising-fact-check-content/